Obturador
En fotografía el obturador es el dispositivo que controla el tiempo durante el que llega la luz al elemento sensible (película o sensor). Junto con la abertura del diafragma, la velocidad de obturación es el principal dispositivo para controlar la cantidad de luz que llega al elemento fotosensible.
external image obturador.gif


Tipos
Existen básicamente dos tipos de obturador: central (o de laminillas) y de plano focal (o de cortina). Es lo que permite hacer las fotos.

· Obturador Central

El obturador central lo incorporan los objetivos de gran formato así como cámaras réflex de 2 objetivos y algunas de formato medio como algunos modelos de Hasselblad. Suele encontrarse en el objetivo y están compuestos por unas láminas que se abren de forma radial. Su ventaja es que pueden sincronizarse con el flash a cualquier velocidad y su desventaja es que la velocidad máxima de exposición no puede superar 1/500 s

· Obturador de plano focal

El obturador de plano focal se encuentra en todas las cámaras réflex de un solo objetivo. Está situado justo delante de la película o sensor y está formado por dos cortinillas. Una de apertura y otra de cierre, que se mueven en la misma dirección. Su funcionamiento es el siguiente: primero baja una cortinilla abriendo el obturador, posteriormente, según el tiempo de exposición seleccionado, baja la segunda cortinilla cerrando la ventana que da paso de luz a la película. Una desventaja frente al obturador central es la dificultad de sincronización con el flash que suele encontrarse entre 1/30 y 1/250 s. dependiendo de su tamaño y materiales utilizados. Esto es debido a que la primera cortina tarda un tiempo en realizar su recorrido, dándose el caso en que a velocidades altas la cortina de cierre se activa antes de haber terminado la primera cortina su recorrido, en estos casos la exposición se forma por una franja de luz, entre una cortina y la siguiente, en forma de barrido, de manera que como el flash tiene por norma general un destello muy corto, la foto sale cortada pues no hay ningún instante que esté abierta la ventana al mismo tiempo. Esto puede resolverse con un flash que mantenga la iluminación durante el tiempo total que tarda la exposición en realizarse, por lo general son flashes especiales dedicados de cada marca.

Control del obturador

El obturador de plano focal podía controlarse de modo mecánico, alcanzando normalmente velocidades máximas entre 1/500 y 1/1000. La velocidad máxima alcanzada por medio puramente mecánico fue de 1/4000 s en la Nikon FM2.
Hoy día los obturadores suelen ser controlados de modo electrónico mediante
electroimanes. Con ello se consigue mayor precisión, velocidades que alcanzan los 1/12.000 como es el caso de las Minolta Dynax 9 y mejor control en velocidades lentas pudiéndose ajustar normalmente hasta 30 s.