EL VISOR​
El visor es el sistema óptico que permite encuadrar el campo visual que se pretende que abarque la fotografía. Es decir, el visor es la ventanilla, pantalla o marco incorporado a la cámara o sujeto a ella de que se sirve el fotógrafo para previsualizar, exacta o aproximadamente, la relación motivo/entorno que abarca el objetivo.
El visor es una de las partes más importantes de cualquier cámara, puesto que es el modo que tiene el fotógrafo de encuadrar y componer cada fotografía.
Hoy día podemos encontrar tres tipos de visores en las cámaras fotográficas: el óptico, el réflex y el visor electrónico.

Visor óptico: El óptico es el peor y menos exacto de todos. Se trata de un pequeño visor colocado normalmente por encima del objetivo que nos permite mirar qué vamos a encuadrar en nuestra foto. El principal problema que tiene es el error de paralaje, pues no está ajustado a lo que captará el sensor de nuestra cámara a través del objetivo.
Se empezó a usar en las cámaras compactas analógicas, y las primeras digitales; pero hoy día está prácticamente en desuso.

visor-optico.jpg

Visor réflex: Es el tipo de visor que llevan las cámaras réflex (de ahí su nombre). La posición de este sensor es la misma que el óptico, pero a diferencia de éste, no funciona de manera independiente del objetivo. En este caso, un juego de espejos llamado pentaprisma, son los que se encargan de llevar la imagen que entra por el objetivo hasta nuestro visor, por lo que todo aquello que veamos por el visor, será exactamente igual a lo que salga en nuestra fotografía. Sin embargo, la afirmación anterior no es del todo cierto, pues los visores réflex tienen el llamado factor de cobertura, que oscila entre el 90% y 99%, dependiendo de lo buena que sea nuestra cámara; siendo mayor en el caso una mejor cámara.
Gracias al visor réflex, podemos ver la imagen con el enfoque y el encuadre adecuados. Además, podemos ajustar las dioptrías para así evitar ponernos las gafas a la hora de usar la cámara.

visor-reflex.jpg

Visor electrónico: es un visor en el que la imagen capturada por el objetivo se proyecta electrónicamente en una pantalla en miniatura. La imagen en esta pantalla se utiliza para ayudar a la cámara a encuadrar la escena que se va a fotografiar. El sensor graba la vista a través del objetivo, esta se procesa, y finalmente se proyecta en una pantalla en miniatura visible a través del ocular. Los visores electrónicos de las cámaras fotográficas son muy similares a los de las videocámaras.
visor-electronico.jpg

Ventajas:
  • Ausencia de paralaje y habilidad para arreglárselas con objetivos de grandes zooms, sin la necesidad de un voluminoso espejo réflex. Las cámaras con un visor óptico separado muestran la escena desde un punto de vista diferente al del objetivo de la cámara.
  • La información sobre la escena, como el histograma, puede sobreimprimirse en ella.
  • Los visores electrónicos pueden mostrar una aproximación de la exposición final cuando damos prioridad a la exposición.
  • Los visores electrónicos pueden mostrar una escena de luz baja más brillante de lo que es cuando damos prioridad a la pantalla.
  • La mayoría de los visores electrónicos muestran una cobertura del 100% de la imagen final.
  • Los visores electrónicos ofrecen una representación más precisa del contraste y las cualidades tonales que aparecerán en la imagen final

    Limitaciones:
  • Puede haber un intervalo perceptible entre los cambios en la escena y la pantalla del visor electrónico.
  • La resolución de la pantalla puede ser demasiado baja para permitir un enfoque manual preciso. Algunas cámaras ayudan a esto aumentando el centro de la imagen o resaltando los bordes de los objetos enfocados; aun con esta adaptación, el enfoque manual utilizando un visor electrónico es más difícil que utilizando un visor óptico de una SLR.
  • En condiciones de luz baja, la pantalla de un visor electrónico que no genere por sí misma ganancia puede quedarse virtualmente sin imagen, lo cual la hace difícil de usar. En la práctica, muy pocas pantallas de visores electrónicos no generan por sí mismas ganancia.
  • Un visor electrónico tiene un alto poder de consumo, normalmente equivalente al de la pantalla LCD principal